Anal

A la pizzera se la follan a la fuerza.

La chica que lleva la pizza parece haber encontrado un cliente que no está muy contento con el servicio. Por ello comienza a forzarla y a meterla la polla bien dentro. Ella como trata de resistirse, aumenta las ganas del tío por follársela, y le da igual que ella no quiera. Tal vez sea la última vez que una pizza en mal estado.