Maduras

Madre adicta al sexo anal.

Las maduritas tienen mucho vicio, y prácticamente son imparables cuando se les pone una polla delante. Esta madre lo tiene claro, le gusta el sexo anal, y ya se siente una adicta de ello. Es por eso que cuando pide que le lleven un buen chico, que calce una buena polla para que así le placer por donde más le gusta, el culo.