Mamadas

Masaje muy sexual.

Creo que no hay una mejor manera de relajarse que ser masajeado por una chica rubia, con exuberantes pechos, y con muchas ganas de ponernos cachondos. Más aumenta nuestro lívido cuando se coloca encima, totalmente desnuda, y nos masajea y va pasando su cuerpo, sus pechos y su coñito por nuestro cuerpo. Cuando ya se deja llevar y se mete la polla en la boca, se nota que lo que quiere es un buen polvo.