Masturbación

Se toca en un coche

El dinero puede con muchas chicas. Esta por ejemplo, de repente se ve en una limusina y ya se cree más importante que otras, pero al final acaba siendo tan viciosa como las demás. Aquí queda demostrado al pedirle que muestre sus tetas o, con unas copas de más, le piden que se masturbe. Ella lo hace con gusto, incluso metiéndose un consolador por el culo.