Público

Madurita come pollas

Hay pocas maduritas tan viciosas como esta que de noche y en medio de la calle se pone a comerse nada más y nada menos que doce pollas en lo que se acaba convirtiendo en un buen buklake porque a ella le encanta sentir el semen de los chicos correr por su boca y su garganta. Perversión total de esta MILF por las pollas.