Rubias

Succionándose el clítoris

 Ella se desnuda, se saca las bragas y las arroja al suelo, agarra uno de sus nuevos juguetes y empieza a succionarse su clítoris, la hermosa rubia se calienta, sus tetas se ponen duras y firmes, ella empieza a gemir y suspirar, se cola los dedos y después una polla de goma enorme, se la mete hasta el estomago mientras se trabaja el clítoris y acaba.